TÉCNICA

La talla directa

La talla directa es un modo de esculpir y afrontar la obra, que influye en el resultado final ya desde el principio.

 

A partir de bocetos mínimos, o directamente sin ellos, se descubre la pieza final en el bloque de piedra o en el tronco de madera, desbastando y tallando en su búsqueda, intentando entender y alcanzar la obra - con sus proporciones, con su gracia y personalidad - como un verdadero encuentro con lo que en principio se conoce o más bien su intuye solo en parte.

 

También el material va colaborando y ayudando a conducir el proceso, mostrando vetas, nudos, grietas, manchas…

 

La escultura final es, por tanto, el resultado de la conjunción de una pequeña parte buscada, intuida, y otra mucho mayor encontrada, descubierta.