Virgen Madre de los no Nacidos

Talla directa en tronco centenario de cedro de Líbano.

County Hall of London

2.40 m x 0.90 m de diámetro.

Memoria de autor

María Madre de Todos los no Nacidos ha sido realizada en un tronco centenario de cedro de Líbano cedido por la Presidencia de Patrimonio Nacional (ver memoria de San Juan de Ávila).


Esta imagen hace pareja con otra de la Virgen de la Soledad, presidiendo juntas la entrada al County Hall of London.
La madera de cedro de Líbano es la más citada en la Biblia, la que con su olor invadía el Templo de Jerusalén, la Sinagoga Blanca de Toledo y tantos lugares sagrados.


María se convierte en Madre de Cristo Jesús y lo será de la humanidad entera.
Esta imagen acompaña en el dolor a las madres que por uno u otro motivo han perdido o abortado la gestación de un hijo.
Tiene el impulso de arroparse con su manto el vientre y a la vez se lleva su otra mano al corazón por el dolor por todos sus otros hijos no nacidos y por el sufrimiento de sus padres, también hijos suyos.

El olor que emana de esta imagen es de legendaria importancia. El aroma refleja la oración de los Santos, por ello no lleva ningún tratamiento que pueda impedir que por sus poros surja el perfume de esta perfecta madera.